martes, 20 de septiembre de 2016

Trufa sobre compota de pera



Esto es facilísimo: se hace compota de pera, o sea, se pelan y pican peras (conferencia) y se ponen a cocer en un cazo con un poco de agua y otro poco de azúcar. Si las peras están muy verdes tardan algo más, pero se suelen hacer en seguida. Se pueden considerar hechas cuando se han convertido en una masa con barcos; que no se deshaga del todo, que entonces sería mermelada. Y que no esté demasiado dulce, que el sabor a pera es muy bueno.

En un cuenco pequeño se pone un poco de mermelada de lo que sea (de higo, de melocotón, etc.), mejor casera, y sobre ella se añade cantidad suficiente de cacao en polvo (cacao de verdad, nada de sucedáneos). Se añaden un par de galletas y un poco de miel (de la buena, claro), y con el dorso de una cuchara se machaca todo bien de forma que se haga una pasta, una masa. Luego se toman bolitas de esta pasta (que resultará muy pringosa; para que no se pegue a los dedos, mójeselos con agua), que se echan en un plato en el que haya más cacao en polvo, y se hacen rodar sobre él. Ya están hechas las trufas, las cuales, a continuación, se colocan sobre un poco de la compota, o si no, se comen tal cual, ahora de esto, ahora de lo otro..., etc. Vamos, más que comer, lo que suele suceder es que se devoran, que esto es adictivo.

La masa de las trufas también puede llevar un poco de ron o de coñac..., pero muy poco, y si queda demasiado pastosa, un pelín de leche o de agua. 


---------------------------------------------------


jueves, 8 de septiembre de 2016

Peñíscola cuando sale la luna




    Hoy, para variar, en vez de trozos de mis libros, que ya he puesto demasiados y quien quiera leer puede hartarse de hacerlo, pongo una foto de un lugar muy bonito que está en la costa mediterránea y al sur del delta del Ebro. Este lugar es la ciudadela fortificada de Peñíscola, roca que emerge del mar y en su interior contiene varios manantiales, lo que la convertía en lugar inaccesible. Durante la historia fue ocupada por los fenicios, los griegos, los romanos, los visigodos, los musulmanes, los cristianos y, ya más modernamente, los turistas... 

   Y si alguien está de humor se puede dar una vuelta por este sitio:

sábado, 27 de agosto de 2016

Ejemplo de inicio de un cuento

Este cuento, que se llama Escalera al cielo, comienza así:

Joshua I, de apellido Sagan, sobrino del legendario exobotánico que nunca supo si era hombre o mujer, estaba montado en un globo de aluminio cuando se le ocurrió la idea: mirando hacia abajo las cosas se ven mejor. ¿Y por qué no...?, se dijo. Luego miró hacia arriba, y lo que pudo contemplar hubiera bastado para desanimar a cualquiera: miles y miles de estrellas centelleaban por todas partes. Joshua I no tenía ni idea de astronomía recreativa (ni de la otra), pero como a tantos que le precedieron, no le hubiera importado subir al cielo. Cosa curiosa, por otra parte, en un intermediario, como era él.
Aquella noche se lo comentó a su compañera sentimental, porque Joshua I tenía compañera sentimental [...]

... y de esta forma continúa durante media docena de páginas. ¿Queréis leerlo entero? Nada más fácil, pues es el primero de un libro de cuentos, y no de un libro de cuentos normales, no, sino de un libro de Cuentos de risa

 
... y como se da la circunstancia de que está en Amazon a disposición de quien lo quiera, y lo que es más, que como este portal te deja echar un vistazo al principio del texto de cualquier libro (para que la gente que lo mira se haga idea de qué va a encontrar), resulta que el cuento se puede leer entero por el morro. Y me parece que hasta un trozo del segundo...
Bueno, pues si vas a este enlace...


... observarás que es la página del libro. Sobre la misma portada dice: "Echa un vistazo" (si lo que miras es la página en inglés dice "look inside"). Haz clic ahí y te sale el texto prometido. Te lo lees, si quieres, y ya me contarás. Y de nada, que esto es bastante más que un ejemplo de inicio de un cuento.

---------------------------------------

De paso, puedes ver esto:


lunes, 22 de agosto de 2016

Hacer una portada para un libro


Hacer una portada para un libro no es fácil. Es la cara del libro, lo que todo el mundo ve cuando llega y se lo topa por primera vez. Si se piensa (y tampoco hay que pensarlo mucho), en esto sucede como con las personas, que unas te caen bien, otras no tan bien..., y esto a primera vista. Luego sucederá lo que suceda, pero la primera impresión suele ser crucial.
Un libro, por lo tanto, debe necesariamente tener una portada atractiva, y si no lo consigues, date por perdido, pues poca gente va a seguir investigando sobre lo que en su interior se encierra.


 Este libro (Charli en Wonderland), que es una novela sobre las andanzas de la generación que nació alrededor de 1950, una generación privilegiada pues nunca vio una guerra (lejos de las hambrunas y catástrofes que nos cuenta la historia), y durante su infancia y juventud (tiempos que marcan a cualquiera) salieron a la luz elementos que luego se han extendido ampliamente y hoy nos resultan tan familiares como los pantalones vaqueros, los biquinis, el rock and roll y tantos otros que han definido una época, la que entonces comenzó y aún no ha finalizado. Antes de ello, por decirlo así, sólo existía el desierto.
Pues bien, cuando esta narración lleva unos meses dando vueltas por internet, he caído en la cuenta de que la portada que tenía no parece la adecuada, y he inventado esta otra:


 Mejor, ¿no?

¡Ah, sí!... Se me olvidaba decir, a propósito de este asunto, que desde el 22 de este mes de agosto, y hasta el viernes 26 –ambos días incluidos–, podéis bajar gratis la tercera y última parte del libro citado (unas 100 páginas). Ahí podéis juzgar por vosotros mismos si lo que digo es verdad. La portada que he hecho para esta versión eléctronica es la siguiente,

 
y el lugar en donde se descarga (limpio, por supuesto, es decir, libre de virus y otros bicharracos, pues se hace desde la misma fuente, Amazon), es este:


Si queréis saber más cosas sobre esta novela, aquí hay un blog en donde, aderezadas con fotos y otras imágenes, se explican algunas de ellas,


y si realmente estáis interesados en este asunto, que es largo y enjundioso y sobre el que habría mucho que decir, podéis ver esta presentación. Son fotos sin fin con las que se intenta explicar cómo fue aquella época:


martes, 16 de agosto de 2016

Semilla de chopo con paracaídas



Esta es una semilla de chopo, también llamado álamo, que, como se ve, lleva un artilugio muy ingenioso que le permite ser transportada a grandes distancias. Se trata de esa especie de pelusa blanca que tiene forma de paracaídas. El conjunto. que es diminuto (compárese con los dedos que la sostienen), se desplaza por el aire arrastrado por las corrientes, y de esta forma consigue posarse al fin en tierra en algún lugar distante, en donde germinará (o no, claro, pero como hay muchísimas...). De esta forma, el árbol se asegura la descendencia.

Este es uno de los múltiples mecanismos que la naturaleza (o el Cosmos, vamos, pero en cualquier caso nuestra madre) ha inventado y puesto a punto para asegurar la continuidad de las especies. Y ahora viene la segunda foto, y contemplándola uno no puede por menos de preguntarse: ¿qué tenía de especial el código genético de la semilla que hizo germinar semejante árbol?, que también es un chopo.


Estas fotos están tomadas en las orillas del canal de Castilla, lugar que merece ser visitado y paseado. Si quiere ver cómo es este lugar puede echar una ojeada a la siguiente peli, que sólo dura tres minutos: http://youtu.be/BZM1gvmW0fc







Bueno, y ya puestos, también puede mirar esto otro:





jueves, 11 de agosto de 2016

Sobre «Charli en Wonderland», segunda parte



Del 11 al 15 de agosto, ambos incluidos, podéis bajar gratis (y limpia de bicharracos, puesto que se descarga de la misma fuente) la segunda parte de esta historieta en versión eléctrica, lo que se hace en la siguiente dirección:






----------------------------------------------



Además, si alguien se está preguntando de qué va esto, puede echar una ojeada a este blog:








y ya puestos, puede mirar esto otro:





domingo, 31 de julio de 2016

Paseo higiénico por mi pueblo



Traigo hoy aquí una peli –que no todo van a ser libros–, cuyo título es el de esta entrada, Paseo higiénico por mi pueblo, que esto de caminar es muy sano y hay que practicarlo a menudo. Además, el territorio por el que lo hago, como se verá, es muy campestre y bonito. Y es que el recorrido pasa por lugares muy curiosos, que parecen sacados de algún cuento de esos de los que hablan las leyendas antiguas. Desde luego, nada que ver con lo que actualmente se estila, todo ese rollo macabeo de los gimnasios grises de cristal y aluminio –y demás embustes– que tanto aparecen en la tele. Para contemplarlo hay que ir a este enlace:


------------------------------------------

Y como de costumbre, no se pierda esto:

martes, 26 de julio de 2016

Hazte con «La cocina española de siempre» sin virus ni mierdas, el libro por el morro



 Desde el día 26 al día 30, ambos incluidos, de este mes de julio, estará en descarga libre (versión para Kindle gratis y sin virus ni troyanos ni bichos de esos) el libro de cocina llamado La cocina española de siempre. Es un libro de recetas, pero de leer, es decir, que lo puedes leer todo seguido, como si fuera una novela, y el resultado es que te entra hambre.

Se puede bajar aquí:






----------------------------------------



Y además se puede ver esto, que no es el libro sino parecido:




y esto otro:



sábado, 23 de julio de 2016

La cocina española de siempre




He metido en Amazon un nuevo libro, esta vez de cocina. Es un libro de recetas, pero de leer, es decir, que lo puedes leer todo seguido, como si fuera una narración, y el resultado es que te entra hambre.
Se puede ver aquí:


¿Que no te entra hambre? Mira esta foto:

 
----------------------------------------

Y además se puede ver esto, que no es el libro sino parecido:


y esto otro:


lunes, 18 de julio de 2016

Lee algo divertido, que también lo hay



La primera parte de esta novela hiperrealista…

(lo que no quiere decir que sea mala o incomprensible, ni que esté utilizando alguna suerte de argucia con la que pretenda engañaros, sino que por el contrario es muy divertida, cosa de chavales que van a guateques de aquellos de antaño, cuando comenzaron a usarse los pantalones vaqueros y se bailaba rock and roll),

… unas 100 páginas, se podrá descargar gratis desde el 18 al 22 de julio, ambos días incluidos, en esta dirección:

 

https://www.amazon.es/dp/B01E0DMQEA

 

Es en versión Kindle (en donde en realidad se llama Culebrón yeyé parte 1, Charlie en Wonderland comienza), o sea que los que tengáis el aparatito, ya sabéis… Los que no lo tengáis también podéis hacerlo con no sé qué apps de las que te proveen en la misma página. ¡Como ahora todo el mundo lee en el móvil…!

 

De paso, podéis mirar aquí:

 

https://www.amazon.com/author/camargorain