domingo, 7 de mayo de 2017

Formas de la naturaleza

La naturaleza, nuestra madre naturaleza, que a todos nos dio forma y de la cual descendemos, en su casi infinita variedad se divierte sorprendiéndonos con sus mil y mil matices.






A este respecto, no hay que olvidar que somos seres efímeros, seres que estamos de paso, no en este planeta, como parece a primera vista, sino en el conjunto del Universo que nos contiene, que es, precisamente, a lo que llamamos naturaleza. Ahora, eso sí, mientras estemos aquí podemos admirar sus obras.

----------------------------------------

Más cosas raras, EN ESTE OTRO SITIO
 

sábado, 22 de abril de 2017

El capitán Nostromo, ¿va o viene?...



El capitán Nostromo, en las márgenes del mar de Barents, se encuentra ante un insólito fenómeno. Lo estaba observando con unos prismáticos, pero quizá se ve mejor en conjunto... El capitán Nostromo, ¿de dónde viene?, ¿adónde se dirige?, ¿a quién espía?... ¡Ah!, misterio.

 Lo anterior (la imagen) pertenece a otra de mis novelas de aventuras.


viernes, 31 de marzo de 2017

Niño viendo pasar el tren




Esta es una foto antigua. Ya se nota, ¿no? Hoy no verás estas cosas hagas lo que hagas. No quedan trenes de vapor ni niños que lleven jersey rojo ferrari, ni casi campos verdes, como no sean los de golf... ¿Y las sombras que sobre los prados proyecta el humo de la locomotora? Además está hecha cerca de una costa, en un escenario rural... En fin, que esta imagen sería un punto de partida para hacer una película de época, o también para escribir una novela de aventuras...
 

viernes, 24 de marzo de 2017

Libros nuevos, personajes nuevos



Como todo el mundo sabe, mi principal ocupación consiste en escribir novelas de aventuras. Hoy traigo aquí un personaje que me he sacado de la manga. Es el Dr. Cornelius en la ribera del estrecho de Magallanes. ¿Qué hace ahí? ¿A quién espía?... ¡Ah!, secreto, pero no os vayáis tan pronto que  otro día ampliaré la información. Estas novelas, por cierto, a veces parecen comics, o sea que oído al parche.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Hazte con «La cocina española de siempre» sin virus ni mierdas, el libro por el morro



Los días 22 y 23 de este mes de marzo, estará en descarga libre (versión para Kindle gratis y sin virus ni troyanos ni bichos de esos) el libro de cocina llamado La cocina española de siempre. Es un libro de recetas, pero de leer, es decir, que lo puedes leer todo seguido, como si fuera una novela, y el resultado es que te entra hambre.

Se puede bajar aquí:






----------------------------------------



Y además se puede ver esto, que no es el libro sino parecido:




y esto otro:



miércoles, 1 de marzo de 2017

Ríete si puedes



Durante los días 1 y 2 de marzo, en la siguiente dirección se puede descargar GRATIS (y además, libre de virus y troyanos, puesto que se hace de la misma fuente, Amazon) el libro de cuentos que lleva por título Cuentos de risa:








Son cuentos de risa para que te rías de ti mismo y de los demás, porque la vida a veces es bastante ridícula, pero la cosa no va de chocarrerías ni basteces (tacos y palabras malsonantes en general), sino que es más bien una broma gamberra... Bueno, espero que me entendáis.



Los títulos de estos cuentos son:



Escalera al cielo

El bar infinito

El holandés errante

Esmeralda

Tarde de fútbol

La constante de Planck

Gatillazo al amanecer

El gabardinoso y su perseguidor

El cazador, el elefante y uno de muy lejos



-------------------------------------------------------



En cualquier caso, aquí podéis encontrar más cosas:



viernes, 24 de febrero de 2017

Antigua panacea de notables efectos psíquicos: harina de nuez


Aquí va una receta que no quiero que se quede en el tintero, porque estoy seguro de que va a ser de utilidad para más de una persona.

En estas y otras páginas he hablado de diversas pociones mágicas (para mí lo han sido), como las alubias, el chocolate negro o la música de Bach..., y hoy voy a hacerlo de la harina de nuez. Para su preparación sólo necesitas ingredientes tan sencillos como los que se ven en la fotografía, es decir, cascanueces, mortero, mano, nueces (mejor de las buenas, de las del campo) y paciencia.

  
Lo primero es pelar y limpiar bastantes nueces. Una vez extraída su carne, se tritura con la minipimer todo lo que se pueda (esto es relativamente fácil y rápido), y lo que sale se coloca en el mortero. A continuación, con la mano (la del mortero) y bastante paciencia (cosa de diez minutos o un cuarto de hora, que se puede hacer en dos o tres veces para dejar descansar el brazo) se machaca de nuevo hasta reducirlo a harina, o casi. Fin.


No hay problema en hacer bastante, pues en la nevera se conserva perfectamente y luego puedes utilizarla para lo que quieras. Por ejemplo, para añadir a las ensaladas (en las que cuya presencia no se advierte sino muy vagamente), a la masa de los bizcochos, a la que sirve para confeccionar bombones o al café con leche matutino. Ya me contaréis.

Garantizo sus notables efectos psíquicos, como se dice en el título de esta entrada.

------------------------------------------------------


domingo, 29 de enero de 2017

Otra vez libro gratis: Cuentos de animales


Los días 29, 30 y 31 de este mes de enero, el que quiera puede bajar este libro gratis (Cuentos de animales, que es una broma total y cuya enjundia ya la describe el título), en esta dirección:


En la página a que te lleva el enlace, aparte de descargarlo gratis, podéis ver de qué va, pero no temáis nada, que os vais a reír.

 ------------------------------------------------

Durante las próximas semanas voy a poner más libros gratis (Dios conmigo, Cuentos de risa, La cocina española..., etc.), de forma que si seguís este blog (esto se puede hacer arriba a la derecha), él os avisará de cuándo aparecen esos títulos.


Y como siempre...: 

sábado, 7 de enero de 2017

Paseo por el campo

Hoy voy a poner una foto normal. 



Vamos, normal para aquellos que salen habitualmente al campo, eso que ya casi nadie sabe qué es, y llevan con ellos los perros para que se solacen, que los perros lo pasan muy bien en estos lugares. ¡Eso de tener un perro encerrado en una ciudad y sacarlo de paseo amarrado con una correa...! En esto demuestran lo buenos que son, pues llevando semejante vida, ni protestan.

Sin embargo, lo que de verdad les gusta a los perros (y a las personas, aunque muchísimas de ellas no se hayan dado cuenta y piensen que lo que a ellos les gusta es el sofá de su casa, el fútbol y la televisión) es subir un rato al monte, recorrer los caminos hollados por los animales salvajes (que siguen existiendo, están allí, corzos, gamos, ardillas, jabalíes y tantos otros..., aunque los del sofá y la tele no se lo crean), corretear de un lado a otro, olfatearlo todo, dejar que las ideas afluyan a la mente  y pensar, aquí estaba una jabalina con sus jabatos hace veinte minutos, pero cuando nos ha oído se ha internado en la espesura, o también, por aquí no ha mucho que pasó un zorro, y el perro ventea en las cuatrocientas direcciones de la rosa de los vientos, vuelve la cabeza repetidamente y se pregunta, ¿dónde andará?, no puede estar lejos, pero en seguida lo olvida porque nuevos rastros le distraen, el bosque es variado y mil y mil animales, nuestros semejantes, lo pueblan...

Luego, tras el paseo, se vuelve a casa, que hay que vigilar la hacienda, saludar a las vacas del establo, tumbarse en el rincón soleado de todos los días, aguardar a la hora de la pitanza..., y durante el camino de vuelta, durante la bajada, los perros, que son entre miopes y otras cosas más raras, y además sólo ven en blanco y negro y como con teleobjetivo, contemplan el paisaje que ante ellos se exhibe y piensan, ¡jolín!, ¡vaya aspecto que tiene hoy Peña Remoña...
 



---------------------------------- 

Y ya puestos a mirar, mire AQUÍ